Ongamira, un cruce perfecto entre historia y naturaleza

El Valle de Punilla atesora un fragmento del pasado de los pueblos originarios que se confunde, a causa del paso del tiempo y la acción del clima, con escenarios que les regaló la madre tierra, como las cuevas que les sirvieron de refugio o el cerro Colchiquí, donde se enfrentaron a los españoles.

Conocer el legado de quienes habitaron el territorio nacional antes de la llegada de los conquistadores incluye un recorrido por la provincia de Córdoba, porque, a poco más de cien kilómetros de su ciudad Capital, aún permanecen intactas algunas marcas inconfundibles de aquel tiempo, más allá de que puedan pasar desapercibidas ante las maravillas naturales que las rodean.

De hecho, las Cuevas de Ongamira –consideradas la Quinta Maravilla Natural de Córdoba– nacieron por la fuerza del viento y el desgaste de la lluvia, pero sus paredones ofrecieron refugio a los primeros pobladores de la zona. Se trata de tres grutas, a unos 1.500 metros sobre el nivel del mar en 60 hectáreas, donde se descubren aleros pictográficos y, en la última, también ocho morteros.

Esta joya arqueológica, cuyos senderos entre helechos, eucaliptus y zarzamoras son de baja dificultad, está protegida por los cerros Pajarillo, Áspero y, especialmente, Charalqueta o Colchiquí.

Testigo silencioso de aquel tiempo, este macizo de piedra arenisca y dos nombres es uno de los sitios naturales con mayor significado histórico: en él se desató una ardua batalla entre comechingones y españoles por la conquista del terreno. Antes de este episodio, llevaba la primera denominación, en representación del dios de la alegría; luego se lo conoció con su nombre actual, en referencia al dios de la fatalidad y la tristeza.

Elevándose majestuoso a unos 1.575 metros de altura, el cerro Colchiquí también regala unas vistas panorámicas increíbles, permitiendo incluso el avistaje de cóndores y otras aves de gran tamaño en pleno vuelo, mientras los paisajes montañosos se mezclan con los aromas de las hierbas serranas. Llegar hasta la cima exige cuatro horas de caminata durante siete kilómetros, incluyendo ascenso y descenso, con una dificultad media/baja.

La provincia de Córdoba es, sin dudas, la conjugación de una naturaleza única con un sinfín de hechos que conforman la historia, incluso mucho antes del nacimiento de nuestra nación.

Más para explorar

Córdoba, pasaporte a la Aventura

Los turistas que visiten la provincia de Córdoba durante el otoño, se sorprenderán ante la variedad de opciones. Deportes náuticos, buceo, avistaje de aves con más de 450 especies autóctonas y migratorias. También actividades de astroturismo, caminatas, cabalgatas, escalada, cicloturismo, excursiones 4x4, vuelo en parapente y pesca, son sólo algunas de las alternativas.

El ballet vuelve a escena

El Ballet Oficial de la Provincia ensaya el programa que ofrecerá los días jueves 9, viernes 10, sábado 11 y domingo 12, siempre a las 20. Las cualidades individuales y la fortaleza del grupo se funden en una misma danza, en este caso, expresada en lenguajes neoclásico y variantes del ballet clásico.

Muestras imperdibles en los espacios y museos provinciales

Nuevas muestras para recorrer esta semana, en diferentes espacios culturales de la provincia. Los museos provinciales están abiertos al público de martes a domingo de 10:00 a 19:00 horas. Los diferentes espacios culturales de la Provincia de Córdoba ofrecen una gran variedad de propuestas expositivas para disfrutar de artistas locales e internacionales.

Scroll al inicio