Sabores y vinos de Córdoba

La provincia de Córdoba cuenta con una importante tradición gastronómica y vitivinícola. Sus sabores criollos se fusionan con productos típicos de cada región y con un amplio abanico de propuestas gourmet.

Los chacinados y el asado de Sierras Chicas, el cabrito del norte, la trucha de Calamuchita, el pejerrey y la nutria de Ansenuza, el aceite de oliva y las hierbas aromáticas de Traslasierra, las colaciones y mermeladas caseras de Punilla, son algunas de las propuestas.

En cuanto a su oferta enoturística, actualmente Córdoba ofrece vinos de uvas tintas y blancas, de características únicas, que han sido distinguidos con premios internacionales por su excelente calidad.

Los viñedos y bodegas están ubicados entre montañas, sierras y ríos, enfatizando las cualidades del terruño. Esto posibilita la producción de vinos boutique de altísima gama en las áreas de Sierras Chicas, Norte y Capital, y en los Valles de Calamuchita, Traslasierra, y Punilla.

Esta combinación de exquisitos sabores y delicados vinos, transforman a la provincia en un destino turístico imperdible para los paladares más exigentes.

Más para explorar

Rossini por el Coro Polifónico en la Sala de las Américas

La Pequeña Misa Solemne de Gioachino Rossini, condensa el lirismo de la ópera con la profundidad de la música religiosa. Aunque su nombre no se jacte, es una de las grandes creaciones de inspiración celestial. “Señor mío: mi pobre Pequeña misa está terminada. ¿Es esta de verdad música sacra? Yo nací para la ópera cómica, como tú ya sabes. Solo necesité un poco de destreza y corazón, nada más. Sea bendecida la obra y, por favor, no dejes de admitirme en el paraíso”, escribe Rossini (1792-1868) en la partitura.

Córdoba, pasaporte a la Aventura

Los turistas que visiten la provincia de Córdoba durante el otoño, se sorprenderán ante la variedad de opciones. Deportes náuticos, buceo, avistaje de aves con más de 450 especies autóctonas y migratorias. También actividades de astroturismo, caminatas, cabalgatas, escalada, cicloturismo, excursiones 4x4, vuelo en parapente y pesca, son sólo algunas de las alternativas.

Ongamira, un cruce perfecto entre historia y naturaleza

El Valle de Punilla atesora un fragmento del pasado de los pueblos originarios que se confunde, a causa del paso del tiempo y la acción del clima, con escenarios que les regaló la madre tierra, como las cuevas que les sirvieron de refugio o el cerro Colchiquí, donde se enfrentaron a los españoles.

Scroll al inicio